Facebook Twitter Google +1     Admin

la Torre / 6 /

por gatamutante el 12/02/2013 19:36, en La Torre

20120217082046-didgerido.jpg

Capitulo13. La suerte sin muerte, o el tres.

 

Tintineantes expansivas sordas, eso es la Bestia:

Disolución de su carne con la llevada sobre sí en su lomo sentida, y también con la expansiva substancia, un grito alargado retumbante agudo y rompedor de cristales y mundos. Todas la vocales en una ,todos los lenguajes en el dominio de la carne y el poder pensante encumbrado por

...sin Hambre!

 

Acuna su trofeo mientras devora su entraña sin dolor cambiando su alma sin desterrarse, sin desenterrarse protege la cuna de la semilla en su encuentro y tan frágil! sin el poder de los muchos . Reúne alimento del miedo en su historia y su sangre ,la colma de sueños malditos y sus ojos se vuelven vacíos: Ella.

 

Uhlial .

Tan antiguo que la bestia no recuerda de su creador una mención. Tan ajeno que no difiere del todo explotado, si es acaso una extensión de si mismo inexplorada o pospuesta en un concepto sin tiempo ni muerte, y mientras , la vida absorbida, similar a una estela que aferra motas de creaciones en una luz extinguida, moldea pensamientos para que se reflejaran en el polvo y cambiaran los cuerpos en esa huida salvaje.

Los tres en uno,o el tres.

 

Todo se detuvo, la vorágine ,el mareo, los silbidos como dagas. Las nieblas se despejaron, la cacofonía cesó. Bestia hollaba suelo desigual. Ella olisqueaba sobre su lomo el aire saturado de aromas. Entrecerraron ambos los ojos, el verano se encontraba en su esplendor y el sol les daba la bienvenida sin miramientos.

Miró hacia abajo, sus manos entrelazadas al pelaje sin soltarlo, el color de su piel diferente ni la alteró, después de lo ocurrido. Era ella, lo poco que recordaba. Y algo más. Necesitaba un lugar tranquilo para ...para qué un rincón tranquilo? Esa agitación interna le decía que continuara esa carrera aparentemente a ninguna parte.

Bestia giró su cabeza y se miraron. El tiempo pareció colapsarse de nuevo,y en eso llamado esfera , se recibió algo que nada más captó, ni nadie. Un tentáculo iridiscente fue alargándose desde el suelo donde se hallaba Darin hacia la pared curva , hacia la bóveda, atraída por la barandilla y la grieta.

 

La Torre, afianzada al fin , reconoció a sus moradores ,y como fue desde el origen , indiferente a sus filiaciones y destinos. El rayo de plasma que subía por su pared no requirió mas de una pulsación de reconocimiento. Su actividad estaba centrada en un camuflaje con el entorno para evitar cambios en el planeta . En muchas ocasiones , la Torre adaptaba mundos enteros para sí, pero en esta ocasión, un corpúsculo se materializó en la superficie, sin alterar en lo más mínimo su evolución.

Lo que fuera que aconteciese ,ocurriría en su interior.

….................................

N. de gata:

bueno, este capítulo ,o explico algo, o me temo que no se entenderá nada.

Intenta describir el aspecto sentido y el cambio que se produce en ambos viajeros en su escapada del Nexus, con el tercer elemento incorporado ,Uhlial. Se queda descrito de momento asi.

.........................................

Capítulo 14.


Por fín deslizó su cuerpo y sus pies sintieron la caricia de la vegetación mullida, situándola por un instante en un lugar añorado y desconocido y tras eso, una tristeza cargada de augurios doblegó sus hombros sin remisión. El silencio claudicaba ante los gemidos reprimidos en su garganta, desesperados por gritar sin descanso. Giró sobre sus pies, contemplando el horizonte con el sol a su espalda, encaminando sus pasos al oriente, dejándose guiar por el pensamiento de que, con un poco de fortuna, terminaría allí su viaje sin retorno y podría conseguir la paz en forma de olvido entregando su esencia en ese mundo aparentemente tranquilo.

No miró si su compañero la seguía. No parecía el mismo que encontró en el Nexus, estaba cambiado, como ella. Detalles, detalles. Y que eran los detalles, los extremos o el color, al fin y al cabo?

No supo el tiempo que caminó, las veces que se apoyó en las espaldas de la bestia. No musitaba una palabra y ambos recorrían distancias en silencio, embargados por un mundo sin señales de seres vivos más que la vegetación que alfombraba el suelo y los grandes árboles que se esparcían por doquier, matorrales aromáticos que producían ensoñaciones en sus pensamientos y el aroma de resinas saturando su olfato. Podría parecer un paraíso del orden.

Casi en la línea del horizonte, en una pequeña loma que se elevaba ligeramente sobre las copas de los árboles,una extraña edificación curva se erguía en un claro, como si la vida vegetal nada quisiera con ella. Se paró en seco y con un gesto detuvo a su compañero.

-Mira, amigo mío, mira hacia esa torre y dime si no nos está llamando a gritos...-

Bestia ,siempre en silencio,volvió de nuevo su mirada hacia su compañera, calmada su ansia desde que abandonaran el nexus y se situó junto a ella, invitándola a subir de nuevo a su lomo. Las distancias engañaban en ese mundo tranquilo, demasiado tranquilo en realidad...

 

Un sol, tres lunas. Nunca era completamente de noche y la bóveda celeste era desconocida para sus recuerdos. Había perdido hacía mucho la percepción del tiempo. Sólo esas variables de luz le indicaban una cierta temporalidad en su marcha...porque la torre siempre parecía estar en el mismo horizonte, siempre. Era como si no avanzaran, como si un día recorrido fuera un minuto.

En silencio. ¿ Que ser humano, que ser , al fin, hubiera aguantado ese viaje, sin avanzar un palmo, sin emitir al menos un exabrupto de vez en cuando? Parecían dos sombras caminando, saltando, corriendo, dos sueños emplazados en un cuadro de un paisaje inmutable, eterno...



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog