Facebook Twitter Google +1     Admin

El loco.

por gatamutante el 23/12/2014 21:17, en MINICUENTOS con y sin Imagen

Describo la imagen que nos inspiró para un nuevo desafio desde El Universo de las palabras perdidas. Una buena esfera para visitar y ver allí otros relatos y la imagen misma. No es arrepentible esa visita, es de repetir...La imagen, entonces:

Un hombre de pelo pelirrojo está recostado mientras lee. Su chaqueta parece uniformada (lo pensé por los botones...qué cosas, verdad?) , aunque luego Galactus-Lamrdh nos mostró a qué pertenecía...eso fue en Gisicom, que desde allí los gestamos, es que los relatos viajan mucho, menos mal.

El loco.

Los pasos resonaban como trallazos fuera de la habitación, en aquel pasillo brillante, mas no movió ni un músculo de su cuerpo. Escuchó sin prestar atención una voz que se imponía a los taconazos, exasperada, mientras otra le contestaba apaciguadora. Dean cerró los ojos por un instante y esperó. Intuía en qué terminaría todo.
-...Señor, permítame decirle que no hemos podido avanzar nada. Se limita a escribir párrafos inconexos, sin sentido alguno.
-¡Es mi mejor agente de campo, monseur ingénieur!. No puede decirme que se comunica con un simple cuaderno y una pluma... Papel y tinta, ¡por dios! Podría decir que él piensa en binario, y ¿usted me dice que ha perdido toda su capacidad operativa en el panel de control?
-De momento, así es.
El coronel no podía decir lo que estaba pensando. Sólo recordar las bajas en ese sector planetario le daba escalofríos. Había algo en este lugar que los enloquecía, pese a la perfecta imitación física conseguida.
Decidió no entrar, limitándose a mirar por el panel acristalado.Siempre se sentía incómodo frente a uno de estos agentes, pero en esta ocasión estaba asustado. Las unidades a su cargo eran inmunes al contagio, mas se hallaba ante un claro ejemplo de contaminación mental.
-Dígame, ¿qué es exactamente lo que escribe?
- Señor, el sentido de los escritos permanece oculto para mí. Pequeñas frases, narraciones fantásticas...Lo denominan como cuentos y poesías.
No esperó a escuchar más y entró en la estancia, donde el androide creaba un nuevo poema de amor.
Sacó su arma y disparó.

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog