Facebook Twitter Google +1     Admin

La Criba.

por gatamutante el 17/03/2015 19:28, en MINICUENTOS con y sin Imagen

Veo parte de un pueblo pequeño, una casa un tanto destartalada, dos mujeres que parecen ignorarse...

En el Universo de las palabras perdidas se observa con toda nitidez lo que ha dado de sí nuestra masa craneal. 

Y gracias a quien adecenta mi desquicie con las comas (y otras aberraciones puntuales).

La criba.

Quedaban pocos habitantes en el pueblo, muy pocos. Las desavenencias y el arreglo de antiguas cuentas diezmaron la estancia en él. Quizá fue por el nombre del lugar, agorero como pocos, desde la primera madera que clavaron en la tierra para hacer la primera cabaña...y continúa llamándose así, aunque pocos lo recuerdan ya; el mal estaba haciendo estragos en sus mentes extraordinarias...

Regina sacude la cabeza lentamente, reprochándose interiormente por el derrotero de sus pensamientos junto a la ventana, mientras ve a través de los cristales a dos encarnizadas enemigas pasando muy cercana una de otra. Por un instante, teme que su hechizo sea menos fuerte que el odio que se profesan entre ellas, pero todo parece estar bien.

Sus dos mejores alumnas son su mayor dolor. De todos los que han sucumbido, éstas son las que más resisten. La rubia se llama Selene, la morena dice llamarse Sol... y sólo puede permanecer una. La mujer de cabellos plateados sonríe al recordar el momento, porque ningún nombre era verdadero.

Apoya la frente en el vidrio y sus ojos cambian. Casi sin darse cuenta, las envuelve en un nuevo embrujo y quedan detenidas en una burbuja de no-tiempo, mientras busca una solución a la desesperada para ambas, aunque está muy debilitada. Proteger el lugar, el concilio, ha mermado su poder.

Crea una telaraña de posibilidades y une un hilo con otro, enmaraña dos flecos del destino y susurra vida a la madeja con su aliento. No está satisfecha, es una solución temporal y lo sabe, mas chasquea con los dedos la palabra de fuego y la burbuja del no-tiempo explota en silencio.

Regina se aparta de la ventana, aburrida ya del exterior, maldiciendo al primero de ellos, el primero de su linaje, al hierofante loco que bautizó el lugar de manera que ninguno olvidara nuestro cometido : La Criba de los magos.

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog