Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2015.

tú los llevas.

por gatamutante el 01/05/2015 11:42, en ESFERAS de AZABACHE

20150501110716-derechos-de-los-animales-19.jpg

Mira, eso eres tú. Una barca con Hugin y Munin, los cuervos. Todos tenemos a pensamiento y memoria, no es sólo cosa de dioses tuertos. Porque tú, quien lees estas palabras, eres otro universo, simplemente, y dios de la vida microscópica que portas...pero sólo porque te habitan (ni se os ocurra venirse arriba que ya os conozco, humanos). Así que, portadores de bacterias y fagos, no somos buenos dioses. Debemos de entrar en la categoría de los transporting, como mucho.

Al ser mutante, he intentado ponerme en comunicación con toda esa población que llevo encima, pero no sé si me contestan, o es que el eructo que me viene va por libre. Otro inciso, que parece que me van.

 Y también parece que he pillado el gusto a terminar con una pregunta. Pues me dejo llevar.

La pregunta es: ¿Quién volará primero; Hugin o Munin?

Porque el final es obvio, no?

..............................

Imagen/ Samudi Heimonen /Pintor.

 


No hay comentarios. Comentar. Más...

Invadidos, oye

por gatamutante el 02/05/2015 08:23, en Humor

20150502081925-smartphone-addicti.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

La familia.

por gatamutante el 03/05/2015 19:34, en MINICUENTOS con y sin Imagen

Es un cuadro costumbrista, el de esta semana en el Universo de las Palabras perdidas. Hay relato, hay relatos allí, evolucionados a partir de esa imagen.

Porque ya se sabe, evolucionar o morir.

La familia.


Llevaba sentada lo que le parecía una eternidad, y no tuvo más remedio que mirar ese cuadro en la pared, muy adecuado para un comedor público... o, para su desgracia, un comedor en la casa de sus futuros suegros. Al menos, no era el bodegón típico con el cadáver de algún faisán y dos manzanas con gusano, de sorpresa. No le decía nada, no le gustaba, pero menos aún le apetecía estar sentada en esa mesa, así que lo miraba. Oía la conversación y los ruidos de la comilona como un zumbido molesto, en plan moscardón cojonero.

Volvió al camino, con la mujer del cuadro.

"Son cuatro niños... aunque ella puede ser la niñera, y no la madre. Deben ser de buena familia, están muy limpitos, o justo era uno de los escasos días del año en que se bañaban... Estas pinturas mostraban el lado más bucólico del arte costumbrista. El pintor no era tan meticuloso para dibujar los piojos que correteaban por las cabelleras infantiles, ni se transmitía con el color el olor que desprendían, porque la ropa se lavaba de peras a cuartos."

"Cuatro", se repitió a sí misma.

Salió del paisaje cuando todo quedó en silencio. El moscardón debía haberse caído en alguna copa de vino. Uno normalito, dicho sea de paso. Todos la miraban, expectantes, con una sonrisa con un punto bobalicón, como en el cuadro.

—Bernard quiere tener cuatro hijos, somos una familia numerosa. La que menos de los nuestros, tiene una parejita, la pobre. Espero que a ti no te ocurra.

La voz atiplada de la madre de su novio atravesó sus tímpanos, no daba crédito a lo que oía.Volvió la mirada al cuadro de nuevo, que parecía mostrarle el futuro desde una imagen del pasado.

—¡Cuatro!.

Tripitió. En esta ocasión, lo dijo en voz alta. Quizás lo gritó. El caso es que la miraban con la boca abierta. Y... ¿cuándo se había puesto de pie?... ¿Era ella misma quien estaba despidiéndose atropelladamente mientras buscaba su bolso?

—Bernard, te dejo.

No podía creerlo, le estaba diciendo a su novio que terminaba con él, a palo seco. Se sentía como un autómata, gran parte de su voluntad estaba anulada, no era dueña de sus actos... 

Levantó el abrigo del sillón y, al enderezarse, su mirada chocó de nuevo con el cuadro. Algo había cambiado. La mujer había girado la cabeza en un ángulo imposible y la miraba directamente, con una sonrisa salvadora en sus labios

 


No hay comentarios. Comentar. Más...

por gatamutante el 03/05/2015 20:32, en Humor

20150503202536-cinismoilustrado-a1280.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

A correr, nano!

por gatamutante el 10/05/2015 11:11, en Humor

20150510111108-tira194.jpg
Hay 2 comentarios. Más...

Pequeño demonio

por gatamutante el 10/05/2015 11:24, en MINICUENTOS con y sin Imagen

Bueno, la imagen en esta ocasión es más complicada de describir, pero es porque tiene un espejo. Los espejos son más de lo que parecen, os lo digo yo. No me queda más remedio que secuestrar la imagen y traerla con HAL...o que tecleéis la frase mágica para trasladaros a varios mundos a la vez, ¿ya se os ha olvidado?... el Universo de las palabras perdidas es.

No me atrevo con una descripción, decía, es que tiene un espejo. Y, ¿quién es el señor de los espejos?...


Pequeño demonio.

 

Ni un alma. Nadie a quien absorber la vida. Se había introducido al portal espejo con la promesa de cientos, miles de víctimas para su sustento. Aún no había finalizado el proceso, pero era inevitable que su esencia mental se introdujera entre esos átomos, en ese plano de realidad que atisbaba tras el espejo.
No había camino de vuelta, estaba en el momento del viaje, del desplazamiento. Consiguió detenerse en el último segundo, antes de traspasar la red glauca del reflejo. No sentía vida tras ella.
Si, percibía energía creadora residual, pero tan débil que la desdeñó. Se retorcía aprisionado entre los planos, con un toque de alarma despertándose cuando, minuciosamente, analizó la visión que se le ofrecía al otro lado.
Casas, luces, caminos, bestias mecánicas...parecía un lugar perfecto a simple vista, mas ni una gota de aliento vital, de emociones, de sufrimiento. Ni un suspiro, gemido ni arrullo. Algo muerto.


Lo entendió casi todo en un resplandor revelador, al sentirse empujado definitivamente y el proceso se completó. Por última vez miró hacia la entrada, todo rabia desesperada. Aún si tuviera el poder para intentarlo, una figura la flanqueaba. Le gritó como se grita a una montaña.
-¡Aquí no hay nada!
-No lo entiendes, pequeño demonio, soy Sandman.
Y, sosteniendo con suavidad un pincel entre sus dedos, terminó de dibujarle.


No hay comentarios. Comentar. Más...

Las estrellas que no vemos.

por gatamutante el 12/05/2015 19:35, en Esas ideas expresadas de otros

20150512192757-cielo-astral1.jpg

HAL (igual que mis habitantes bacterianos), ha decidido hacer caso de mi primer discurso y se ha puesto a leer un par de páginas (de-vé-en-cuan), y hoy le toca a los antiguos, parece... Aquí viene.

-Dijo Platón: “Tal vez existe un patrón en la bóveda celeste para quien desea verlo y, una vez visto, para encontrarse a sí mismo”.

-Pues si estuviera charlando con él, le contestaría que la cosa está en conseguir ver el firmamento nocturno en el siglo XXI, HAL. 

........


No hay comentarios. Comentar. Más...

fastidiando domingos

por gatamutante el 17/05/2015 13:36, en Humor

20150517133603-cinismoilustradomayo.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

Los microbiólogos se me vienen arriba

por gatamutante el 25/05/2015 10:29, en GATA

20150525101910-master675.jpg

Esto es de otros:

"El sistema inmune mamífero, diseñado para controlar microorganismos, en realidad es controlado por microorganismos".

O ésto otro:

"El hombre no sólo tiene una población bacteriana en su intestino, el hombre es un producto de esta población bacteriana". Justin Sonnenburg dixit.

Y ahora otra píldora infeliz; podéis daros contra una pared al saberlo pero os va a dar igual:

"Se calcula que el ser humano está formado por 100 billones de células de microbios, el 90% del total de nuestro material biológico. Esta profusa selva microscópica –que compone entre 3 y 5 millones de genes, más del 90 de nuestros genes totales– es lo que se conoce como el microbioma humano, es decir el ecosistema interno que conformamos humanos y microorganismos. El microbioma es considerado un segundo genoma o un nuevo órgano, ya que fue descubierto hasta los 90". ( pijamasufeado, estos datos)

..............................................................

Ahora me miráis la imagen que acompaña este juntaletrerío (ya se le vé casi todo el sentío). Y no olvidar nunca, que primero fue la bacteria, en esto llamado vida viajera.

Acabo de descubrir el sentido de la vida, por fin (lo dejo caer sin hacer ruido, mira).

Resulta que no tiene nada que ver con cualquier idea, filosofía, y todo lo que pueda imaginar un humano (inundado de bacterias).

El sentido de la vida (humana) es hacer de transporting para la vida microscópica  en el universo!! Somos los portadores de bacterias & company! Pensadlo bien; se ha descubierto que los asteroides también lo hacen, les sirven de naves espaciales, por hacer una analogía...

Fascinante.

Para que no os me vengáis abajo, ya os dije que podéis llamaros dioseríos del transporting.

Y además sois mucho más divertidos que una roca, dice HAL.

 


No hay comentarios. Comentar. Más...

Sorteando el lunes.

por gatamutante el 25/05/2015 10:38, en Humor

20150525103755-retratos-animales-9.jpg
No hay comentarios. Comentar. Más...

Dentro del casco.

por gatamutante el 30/05/2015 12:53, en NOSECOMOLLAMARLO

20150530125041-casco.jpg

Hay palabras que espantan y otras que llegan al alma...y también percibo a las letras, tan  silenciosas, a punto de ser agrupadas... formando palabras justo antes de ser soñadas, aquellas que nunca han sido pronunciadas.

Esas, esas son las que me matan.

No hay comentarios. Comentar. Más...

La sala de las maravillas

por gatamutante el 30/05/2015 19:57, en MINICUENTOS con y sin Imagen

Tres niñas con tres cometas peculiares. Una imagen así da juego, la verdad...Espero que tan breve descripción os lleve al Universo de las palabras perdidas, para leer pequeñas joyas allí. 

La sala de las maravillas.


Era la primera vez que salían solas, sin ojos vigilantes y regañinas constantes. Las risitas que escapaban de sus bocas eran puro nervios contenidos. Las tres llevaban los voladores que eligieron de la sala de las maravillas, dispuestas a probarlos... y allí estaban, nada más emerger de su escapada, desplegando colores e hilos luminiscentes.
Una de ellas, no. Una de ellas sostenía entre sus brazos el volador, maravillada de sus alas azuladas. Pensaba que, al estar en la sala de las maravillas de su padre, todo podría ser posible al desplegarla y lanzara a jugar con los vientos que soplaban desde el desfiladero de arena, un lugar al que tenían terminantemente prohibido acercarse. Llegó junto a las dos más pequeñas, ya en la loma, enredando las cuerdas, antes aún de alcanzar una altura segura .
-Por estar muy juntas, ya os lo dije... Eso es, pasa el cordaje por detrás del suyo.

Según subían ambas cometas, iban haciéndose más grandes y las columnas y pórticos parecían no terminar. Las ventanas y escaleras resplandecían oscuras, esperando despertar. La mayor de las niñas frunció el ceño al advertirlo.
-¿Es que no habéis llenado los voladores antes, como acordamos?

Sonaba triste, su voz. La escapada merecía la pena sólo si les daba para mil y un recuerdos en sus sueños, porque en caso de que las encontraran allí el castigo era seguro. Para un simple juego de artificios, no era necesario exponerse al riesgo que afrontaban.
Miró a las ahora vulgares cometas en manos de sus dos acompañantes y se encogió de hombros. Quizá no tenían con qué llenarlas. Su padre decía que había seres que nunca soñaban con colores ni lugares, que su visión era brumosa por dentro.
Humedeció el dedo meñique y lo levantó al cielo; verificó el aire que ululaba desde el desfiladero, inusualmente amable. Tragó saliva y sus papilas gustativas le hablaron de praderas verdes y un hayedo. Inspiró toda la luz que pudo y empezó a correr bajando la loma, riendo.
Su vista estaba puesta en el volador, agrandándose por momentos. Le parecía que sus pies ya no tocaban el suelo, tan rápido veía lo que sucedía alrededor. Dos puntitos le gritaban allá abajo y rió aún más alto. Escaló el aire con la cuerda y llegó frente a las puertas inmensas de la casa cometa. En ese instante, supo a donde se dirigiría en cuanto el viento la dejase, porque el desfiladero de las arenas la llamó, cuando cató el aire.

Antes de entrar y ser su dueña, recordó con qué había llenado el volador. Volvió la mirada al mundo, sobre el que planeaba dulcemente e hizo un gesto con palabras. Todas las ventanas se abrieron y miles de mariposas salieron. Tantas, que llegaron a cubrir el sol por un momento. Cada una de ellas portaba un grano de arena del desfiladero de los sueños.

Un gato inmenso, para lo que es un gato corriente, se desperezó entonces sobre una cumbre rocosa, cercana como ninguna al firmamento, para escuchar el estruendo de alas que sacudía su descanso, olfateando solemnemente el caserón fugitivo en el cielo del atardecer. Sacudió medio cuerpo y levantó una zarpa.
Podría atrapar a cada una de esas efímeras y coloridas mariposas, y devolver los sueños robados al saco de arena, podría (a ella), hacerla regresar a la sala de las maravillas antes aún de cometer su travesura, mas se limitó a recostarse y volver al gran sueño.
Al fin y al cabo, su dominio se iba extendiendo.

No hay comentarios. Comentar. Más...



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog