Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Ello y Sombra.

Ello y sombra (1)

por gatamutante el 12/02/2013 19:32, en Ello y Sombra

20120523195135-joven-tuareg-de-malii.jpg

  Los fantasmales senderos y veredas llevaban a ninguna parte y para ir a su refugio sólo se podía acceder a través de la intrincada vegetación. En la primera luz Ello recorría el territorio como si fuera un animal más, captando los efluvios que emanaban embriagadores, llenos de sensaciones puras. Anhelaba el cambio metamórfico en una criatura libre y sin restricciones. ¡Si pudiera dejarse ir! Pero eso fue antes, mucho antes...

Se encontraba en la más profunda arboleda, cubierta la faz como los antiguos pobladores del desierto profundo, únicamente asomando los ojos bajo una cueva de tela y pliegues, portando un cayado mortífero y morando en aquel lugar que permanecía a salvo gracias a la concentración de todas las artes mágicas .

Que cansancio experimentaba al intentar recordar. ¿Era eso posible?.

Esas lagunas en su memoria , esos vacíos inquisitivos eran atormentadores. Muchas veces se despertaba pensando que habían pasado muchos años en vez de una vuelta de la luna, aunque no podía decirlo con seguridad. El arriba se hizo abajo y las corrientes de los ríos remontaron a su fuente, el cambio fue tan dramático que todo mundo quedó herido y agonizaba.Pequeños corpúsculos casi aislados era todo lo que quedaba.

Se inclinó para recoger un ejemplar de “.....”. Hundió los hombros que cargaban la bolsa, frustrada al no recordar algo que era como el respirar , al menos antes lo era. De alguna manera conocía sus propiedades y sacando un frasco transparente lo guardó con delicadeza dentro para cultivarlo en su jardín más cercano.

Se interrumpió en la tarea, alguien llegaba al perímetro interno.

Había olvidado que permitió al pequeño grupo pasar por el territorio cuando regresaran de su viaje. No esperaba volver a verles y lo dijo con cierta ligereza. Bien, cumpliría con su promesa, los signos vitales que analizaba estaban alterados pero recuperables en los mágicos, si no se reponían jamás llegarían en condiciones a la gran quebrada y era una zona que había que atravesar lo más rápidamente posible. Si, les llevaría a la cabaña y les ayudaría para que continuaran su periplo.

Cuando llegó al umbral un gran animal negro la recibió con un ligero gruñido, estaba impaciente.

- Sombra, tenemos visitantes.¿Quieres ir a ver que no salgan del límite seguro?. Son curiosos por naturaleza estos trastolillos. -

El felino saltó del claro en torno a la cabaña hacia la espesura, sólo la estaba esperando por deferencia.

                                           ***

Los pequeños iban acompañados y sacudió la cabeza con la ligera tela envolviendo sus facciones. Acudía a su memoria lo ocurrido anteriormente y temía que pudieran sonsacarles alguna información sobre sí, después de encontrarse por primera vez.

La tierra-isla bajo su vigilancia cobijaba a todo ser con cualquier tipo de vida,¡con cualquiera!. Era vida en todo estado, sin juzgar si era luminoso u oscuro. Había zonas neutras y eran respetadas por casi todos. Era tan extraordinario que aquellos viajeros lograran llegar tan cerca en aquella ocasión que les hizo esa concesión , se lo ganaron a pulso . Además, dejaron tras de si a uno de ellos.

El sauce con hojas encadenadas que llegaban hasta la tierra fragante cobijaba bajo su fresca bóveda los restos petrificados de un anciano delgado, con el esfuerzo inútil marcado en su semblante y en los tendones . Vida corrompida viajando con los pequeños, junto a ellos. Y Ello se encargó de segarle. Podría decirse que una especie de compensación fue el permiso para atravesar el territorio con seguridad si retornaban.

Se dio la vuelta lentamente, arrugando el entrecejo tras la tela por el último pensamiento y entró en la habitación principal ,dividida por cortinas de enredaderas que bajaban desde las vigas hasta el suelo y se entrelazaban formando un biombo vegetal.

Esteras de cáñamo cubrían el piso en algunas zonas, unas sobre otras formando diferentes alturas y usos. Un par de hamacas estaban recogidas en sus soportes .Cerca del hogar, un semicírculo de muebles confortables tejidos y trenzados tan fuertes como la madera con un par de mantas en ellos invitaban a descansar .

El tocón desgajado con sus raíces como patas servía de mesa y las estanterías y oquedades estaban llenas desde libros realizados con materiales imposibles a esferitas de alabastro. En los arcones más bajos y alejados del fuego se apilaban diferentes artefactos y utensilios de uso frecuente.

Desenrolló un gran tapiz ocultando el alma mater de su refugio. Esta estancia no era algo con misterio pero nadie aparte de ese felino metomentodo se instaló en su calidez. La habitación que sí era secreta era indetectable, de eso tenía seguridad. Dando una ojeada rápida ,salió al exterior y rodeó la cabaña.

No tardaría mucho con esto. En una semiesfera cóncava a una costado del refugio y gracias a la luz solar puso a calentar agua en un recipiente metálico mientras recolectaba las plantas que necesitaba .Unos pasos más allá empezaba un pequeño jardín. De la bolsa que llevaba aún colgada extrajo el recipiente y trasplantó el brote que recogió.

-¡Doradilla!. Te atrapé Waltheria douradinha, muchos usos tienes pequeña silvestre de flores blancas, buena para pulmones y órganos , bienvenida en este jardín.-

No se percató que estaba recitando una cantinela que aprendió en su niñez de la mentora Dana. Muchas de las terminaciones sinápticas estaban deterioradas en su mente, y aunque la red neuronal había formado nuevas conexiones, aparentemente lo perdido era irrecuperable.

Repentinamente se levantó mirando en todas direcciones, se sentía observada. La nuca le cosquilleaba casi quemándola. Permaneció inmóvil en total captación.

Nada... Tan pronto como llegó se fue.

Pudiera ser la cercanía de los visitantes, pero en la anterior ocasión no se levantó ningún aviso. Si era una alarma lo que había experimentado, no se encontraba al cien por cien de sus facultades. Extremaría su vigilancia interna aunque su ángel oscuro rondaba cerca.

Jamás vio un felino así. En la zona más salvaje del territorio, al tomar su puesto, donde tuvo que dejar bien claro que estaba allí y allí permanecería, cuando el cayado casi se quebró al golpear y escudar su cuerpo , donde fueron más que artes de energías las que se enfrentaron a los insustanciales y a las bestias, sintió el equilibrio del Neutral y apareció de entre la vegetación situándose a su lado, apoyando su estatus. Era Sombra.

¿Fue la ayuda que le envió el Gran mago? .No estaba segura. Otros también habían pasado por su particular ordalía para poder establecerse donde indicó a cada uno, en diferentes realidades según sus capacidades , distintas dimensiones y tempos. Ninguno de los componentes era igual a otro.

Si no era el mago entonces, ¿quien? El inclasificable animal-ser la desconcertaba profundamente en sus acciones.

Volvió a su quehacer con una linea de pensamientos cada vez más interrogantes.

 ...................................

 Fin del primer capítulo

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ello y sombra (2)

por gatamutante el 12/02/2013 19:32, en Ello y Sombra

20120606192828-blog31a.jpg

-¡Me ha zarandeado la batidora!. - Azul dio un respingo.

-No te ha tocado nada.- Naranja le acusó.

-Te digo que si.- Los labios teñidos se fruncieron disgustados.

-Dame la cantimplora , que eso no es agua.- Rojo retrocedió sobre sus pasos al escucharles y se plantó junto a ellos.

-Si lo es, un poco.- Azul la sostenía sin entregársela.

-¡A ver el aliento!.- Rojo se ponía como su nombre.

Era muy divertido verle. Le obedeció: 

-Aaaaahhhhhh.- Hacerlo con la letra “a” era muy elegante, si se usaba la “e” sonaba a flato. Totalmente serio, el pequeño vestido en toda la gama de azules con sus ojos color noche ocultos por el copete, pensaba que era de las mejores “aaaaahhhh” de su vida.

-¡Si le acercas fuego arde!. Ya lo hemos probado.-Naranja estaba entusiasmada con el descubrimiento.

- Luvia y el transparente se adelantan, eso no es educado. ¡Paletos!.- El copete de Rojo se levantaba erizado.

-Toma, también tienes que beber.- Naranja se lo quitó a su hermano y le ofreció.

-¿De donde sacaste que teníamos que estar borrachos al pasar por aquí?.- Olisqueó el contenido y sacudió su copete bermejo. Le dio un buen trago. 

-De nadie, a la ida me vino una idea sin motivo, si conseguía regresar no pasaría por aquí de nuevo sin ir hasta las cejas de licor de endrinos.- El copete de Azul caía lánguido, era joven y aún no alcanzaba la longitud del mayor de ellos. 

-No son endrinos.- Era así de puntillosa.

-¿Cujenjos?- El copetillo color cielo se levantó de nuevo al responder .

-Tampoco, son verdes.- Con la mano en la barbilla Rojo pensaba en las bebidas de ese color en concreto que manchaba los labios durante días. Se había olvidado completamente de los aventajados y les sacaban una distancia que aumentaba paso a paso.

-Hay un gato grande ¡lo he visto ahora mismo!- Naranja se agachó para verle mejor entre los arbustos.

-Hay de todo, Rojo.¡A mi me ha tocado una batidora!.- Azul sacudía el brazo de su mayor sin parar.

-Otra vez con lo mismo, no se movía.- Seguía agachada y bajó la voz al contestar.

-¿No decías que no era nada?.- El celeste la imitó y en cuclillas se quedó mirándola a sus ojos ambarinos y grandes.

                                               ...

Las voces agudas se escuchaban con claridad desde su punto de observación y un bufido divertido escapó de su garganta. Estos tres...¡No era posible! Sombra comprendió que pudieran viajar de un lado a otro de esa manera .

Iban con Luvia, y casi indetectable junto a ella , invisible , su compañero Feer.

Los tres parlanchines de escasa altura y ágiles pies representaban un pequeño tormento para la pareja . Eso le gustó aún mas. Volvió la atención a los mágicos seres.

Se definían a si mismos como los sin miedo. Los avezados viajeros y comerciantes de ideas de todas partes ¡y encantadores conversadores!. En realidad eran tramposos, dicharacheros y atendiendo únicamente las reglas de su gente: los Copetes. Los Altos Copetes, para ser exactos. Procedían del mundo de la magia genuina y ahora en peligro de desaparecer, como tantas y tantas realidades.

Algo si era cierto en ambos puntos de vista sobre sus dones; si había unos seres sin miedo eran ellos. Como decirlo... alteraban la sucesión lógica de acontecimientos cuando se encontraban en peligro vital. De una manera automática, siempre ocurría un suceso inesperado que alteraba el resultado ,cualquiera de los probables en la realidad. Y se creaba una posibilidad nueva.

Quedaban muy pocos ya ... buscaban . Luvia formulaba que si todos se focalizaban en un fin determinado, es decir , exponiendo al mayor numero de individuos llamados Altos Copetes a un peligro extremo la nueva posibilidad surgiría imparable , consiguiendo que la Simetría que al desgajarse creó esta particularidad llamada Universo-Vida y que ahora tendía a unirse de nuevo regresando a su estado original , no terminara de contraerse llegando el fin último de todo.

Era una idea un tanto peculiar, ya que si funcionaba sería para el beneficio de estos seres coloridos, más la desesperación por encontrar una solución era tan apremiante ...Ese era el cometido aparente de Luvia y Feer. Ampliar la probabilidad para todos los supervivientes.

El esquema se presentó en la mente de Sombra sin ninguna dificultad. 

Estaba seguro de que Ello vendría al encuentro del peculiar grupo.

                                                            ….


Ajustó la tela en su cabeza y recogió el cayado . Miró la posición del sol desviando la vista después a la cubierta vegetal. Era tan profusa que dejó los protectores polarizados en la cabaña. Estaba todo lo preparada que podía estar. 

Descalza, los arbustos y ramas se apartaban gentiles a su paso imperativo y silencioso. Los rayos solares parecían lanzas incandescentes junto a ella y el inconstante baile de las ramas transformaban las hojas en ojos destellantes y ciegos.

Toda la belleza quedaba a las puertas de su percepción, toda su atención estaba centrada en averiguar mediante su sondeo quienes eran los desconocidos. Giró inesperadamente a la izquierda y los helechos se abrieron con manos invisibles varios metros apareciendo el pequeño sendero por donde iban a aparecer muy pronto. Plantó los pies y su vara firmemente en el suelo y la energía cosquilleó en sus plantas. La tierra también estaba con Neutral. 

                                                                                                            ***

fin de la parte 2

No hay comentarios. Comentar. Más...

Ello y sombra (3)

por gatamutante el 12/02/2013 19:32, en Ello y Sombra

20120616105818-orbits.jpg

Mientras, los adelantados viajeros divisaron a Ello. Feer silbó muy suavemente al ver una silueta lejana entre los árboles.

-Lu, no capto nada claramente...-

-Es normal, en algunos territorios-isla las condiciones requieren de eso en el neutro.-

-No sabes nada?-.

-Exacto. Los Copetes son los únicos que dicen saber algunas cosas.-

-Y...--Que en ese momento se bloquean y no se puede obtener ningún dato sin un daño permanente.-

                                             ***

Ello les estudiaba.Este era su territorio.

Tenía que mantenerlo sin interferencias para que la línea temporal variara su curso. Sabía del después, de la terrible desolación llamada futuro donde las máquinas dominaban la razón humana matando toda magia y extendiendo sus tentáculos en todo el universo.Y aquí había empezado el principio del fin según averiguó.

Su propio cambio empezó cuando viajó al mundo original de los durmientes y perdió su poder . Las máquinas intentaron ayudarla cuando tuvo el accidente incrustando en su cuerpo una prótesis, dirigidas por sus atrasados creadores, una especie que experimentaba con sus propios congéneres todo tipo de ideas alucinatorias.

El Gran mago la rescató pero ya no fue lo mismo. Nunca más lo fue. Atrapada en cuerpo y mente con partes de ambos mundos le ofrecieron la zona Neutral. Nunca supo definir con exactitud que diablos era eso.
Ahora si .

Hablando de diablos, el sondeo ofrecía respuestas al fin. Sus conocidos venían con alguien peor que el anciano, iban de mal en peor en cuestión de amistades.

Un peso en su mente le pedía esperar, Sombra estaba a su lado. Bajó la vista y le contempló largamente.¿ Era lo que disparó el principio del fin, el enfrentamiento?. No, era tal el efecto aniquilador que debía ser otra la causa.

Era terrible pensar que cada palabra o gesto podía convertirse en un detonante y andar a ciegas con eso a cuestas.
-Sombra, se creará otra variante para investigar y no quedan tempos. El mismo Tiempo está colapsando en el exterior de las protecciones, lo sientes mejor que yo. Me lo dijo el antiguo, como muchas otras cosas más llenando parte de mi laguna interior cuando intentó evitar su destrucción.-.

Sombra percibía certeza en su comunicación silenciosa. Su presencia se suavizó.

Continuó, casi inaudible :-Vienen dos seres con complementados integrados. Son viajeros temporales aunque quieren disimularlo. Adaptan su raciocinio a la Singularidad que han descubierto como el origen del universo con lenguaje matemático inexacto, negando lo inimaginable en sus cortas mentes . Hay fusión de órganos y maquinaria externas con nano- vivientes sintéticos en su fluido central...-

-Lo sé. -

La mente de Sombra se mantenía abierta para ella. Algo importante o no, Sombra dudaba...Ello había ocultado información sobre su propio estado y avances.Precisamente uno de los encargados de averiguar el momento donde comenzó la distorsión ¿ podría ser el causante de la misma? Sombra enfatizó para que conociera sus dudas y no apartaba el enlace.

-Entonces, tu también te encontrarías en la misma situación si eso fuera así.- Ello se agachó y agarró un poco de tierra en su puño libre.

-Dime al sentir la tierra bajo tus huellas lo que transmite .-

Sombra giró su poderoso hocico y olfateó el aire. Hay conmoción , expectación. No sólo era la tierra. Lo verde y el aire rechazan a estos dos visitantes .

-¿Y la no-vida que mora al norte de lo Neutro , los desquiciados que encontré están de su parte, de la destrucción? .- Vocalizaba de nuevo para que el viento llevara la pregunta usando su poder,mientras se levantaba dispuesta .

-¿ Respetarán lo Neutral, Sombra? - No se si seré lo suficientemente fuerte. Ya con esto me las veo y me las deseo, si no fuera por la energía del territorio...-

No obtuvo respuesta. 

   A la vez, Ello y sombra eran observados.

Contemplados en la distancia, se había agachado y recogía algo para mostrárselo al animal,olfateando, quizás . La figura se levantó de nuevo .Luvia evaluaba la situación. El engaño a los Copetes se descubriría si no mantenía el disfraz de Gran dama , y Feer empezaba a manifestar los fatales síntomas por mantener tanto tiempo la invisibilidad.

El tiempo se acababa , para todos. Estaba dispuesta a viajar a su futuro con los pequeños seres para realizar el último intento en su mundo. Si se salvaban los mágicos, su realidad se salvaría con ellos.Estaba dispuesta a todo para conseguirlo incluyendo sacrificar a Feer.Y si conseguía regresar con tres , tres serían entonces.
...........

 


No hay comentarios. Comentar. Más...

Ello y sombra (4)

por gatamutante el 12/02/2013 19:32, en Ello y Sombra

20120628200439-947782-33df-625x1000.jpg

                                  imagen: Luvia y Feer 

 


-Ab.- Naranja se iba quedando atrasada .

-Tu copete esta creciendo muy sedoso y bonito chiquilla, les volverás locos cuando regresemos con nuestro pueblo.- Rojo sentía orgullo por esta preciosa Copete, !su sangre bullía en ella!.

-Es sobre eso precisamente, noto que la dama tiene pensamientos grises para nosotros.-

Se acercó mucho a su abuelo secundario, no le gustaba que esas ideas llegaran en ese momento de la aventura cuando iban a volver a ver a la Trapos. Lo que se habían reído las dos ( ella sola,realmente) cuando le confesó el mote que la encasquetó nada más verla .

Y recordaba las tazas incontables que tomaron en el porche de todas sus infusiones. ¡Hasta una que les dio por reír a sacudidas! Una sonrisa ampliaba sus labios . Sólo ella consiguió colarse en la habitación que no se suponía que debía ver. En esta ocasión quería que la invitara a estar junto a la chimenea.

Eso era,¡ese sería su destino ese día!. Le dio unos golpecitos a Rojo en el brazo y se fue silbando una tonadilla junto a Azul, apresurando el paso para evitar que la dama con la nube gris consiguiera sus fines.¡Paletos!

A pocos metros  Ello habló y escucharon su voz como un susurro deslizado en el lóbulo de sus oídos.

-Los pequeños pueden seguir con Sombra a la cabaña y esperar en el porche...

Estaba tan concentrada en Luvia que olvidó la sutil emanación del compañero. Le quedaba poco , a él si que le quedaba poco. Su sistema estaba tan envenenado a estas alturas que no podría corporeizarse de nuevo sin morir. O era un fanático ignorante o un manipulado , no sabía qué era peor .

Aunque Ello no llevara su cobertor tampoco sus labios expresarían un gesto disgustado o una mueca que delatara su estado anímico, simplemente se movían lo justo para hablar . Raramente reía y ahí tampoco empleaba músculos de su mandíbula. Ello se preguntó por que pensaba en eso precisamente. El accidente.

Regresó al ahora :

...Pero tú y tu subordinado no, Luvia.-

Sombra esperaba quedarse a su lado, era imperativo!.

Se enfrentó a el y asintió con la cabeza, con los ojos y con el corazón al transmitirle :

-Tienes que variar lo planeado y hacer lo inesperado. Lo Neutral resuelve en neutral, sin interferencias. Voy a tomar lo que es mio , nada más. Voy a emplear mis recursos. Guíalos ,Sombra.-

 -Luego te vemos, Trapos.- Naranja estaba dispuesta a esperar que le diera una tunda a la dama y después la invitara al cuarto tan interesante de su refugio.

Ello giró su cabeza tan rápido hacia la vocecilla que asombró a su aliado.¿Acaso la pequeña captaba la comunicación?. Otra incógnita.

-Vamos entonces , gran fiera.- El pequeño copete azul saltaba locamente a ritmo de su dueño.

Sus voces ya se perdían, se despojó del paño por primera vez y dejó ver su rostro.

-Mestizaje. Comprendo.- La cara visible de Luvia era grotesca en su rabia.

Pero Ello negó con un gesto y se dirigió al espacio vacío al lado de la falsa dama.

-Eres Feer, tu identidad está aún marcada aunque se va diluyendo... Firmaste tu sentencia permitiendo que te conectaran a ese envenenador que portas. ¿Tu dama no te lo dijo?. Verás,simplemente eres una herramienta en sus manos, un sistema de almacenaje de energía . La alimentas.-

El se hizo sustancial poco a poco, le costaba estabilizarse. La miraba aterrado y en su interior la neutral tenía abierto de nuevo un enlace sin ocultar nada.Se volvió asqueado a Luvia, viéndola por primera vez terminada la fascinación hipnótica implantada, viéndola con el tamiz de un neutral.

Era un cáncer mental encarnado y la ciencia alcanzó el paroxismo con ella. Gozaba experimentando y quedaba muy poca humanidad en ella. ¡Claro que usaba el disfraz de dama!. ¿Cómo ocultar esos cables y protuberancias, si no? ¿ Cómo le engaño así ?. El tocaba , acariciaba tersura , él …

Se desplomó. Ello se había retirado cuando terminó la revelación. Nunca volvería a estar enlazada cuando un ser muriera.

Quedaba Luvia. Se volvió a cubrir ajustando bien el paño.

                                ...............

penúltimo capítulo

 

 


No hay comentarios. Comentar. Más...

Ello y sombra (5)

por gatamutante el 12/02/2013 19:31, en Ello y Sombra

20120629183501-esporas.jpg

                                                        los árboles de esporas grises

 

...Quedaba Luvia. Se volvió a cubrir ajustando bien el paño.

Unas pocas presencias emergían de la neblina formada junto a ella, los Desquiciados. Aplastó esa niebla, la filtró a la tierra tan rápido como apareció, quería verlos bien.

Miró hacia las copas arbóreas, justo estaban donde quería, al pie de los árboles, bendita fuera la sincronía.Lanzó la vara en un gesto inesperado golpeando el tronco elegido quedando clavado como una flecha . El árbol se agitó y unas esporas empezaron a caer , propagándose las sacudidas a todos los demás, convirtiéndose en una lluvia de diminutos seres que eran inhalados con el mismo aire que respiraban, introduciéndose en cualquier arañazo y atascando filtros .

No debía demorarse.

Empezó a correr hacia su cayado para recuperarlo mientras los primeros efectos del paroxismo bestial se adueñaba de los Desquiciados y Luvia. Sólo pensaba en escapar de allí, era una locura enfrentarse a ellos en esas condiciones.

Si Luvia tenía fama de dura, que lo demostrara. Sus aliados eran ahora sus enemigos.Ordenó un círculo contenedor en torno a ellos. Miles de ramas-lianas y espinos se espesaron. Sin parar de correr invocó el mejor camino y un nuevo latigazo en la maraña descubrió paso para ella.

Incluso con su poder ella estaba en peligro. Las esporas avanzaban desatadas, no llegaría a tiempo de refugiarse y preparar la chimenea para que empezara a lanzar el humo que las neutralizaría al arder leños y marmita juntos purificando el aire. ¿Había fallado al usar esa medida ?. Intentar calmar el aire era inútil , se desarrollaba bajo la cubierta vegetal, animado por el propio impulso de las hojas...¡El aire!

Intentó apresurarlo en remolino al centro del circulo y al mismo tiempo lejos de la cabaña.Apareció otra vertiginosa abertura en los helechos y la divisó en el claro.

Se frenó en seco, maravillada, el humo de la chimenea aromatizaba el aire.

Entró muy lentamente en la estancia, con Sombra tendido en una estera sin perderle ojo, sumamente divertido.Ello había realizado la tarea sin mancharse las manos de sangre. Sombra comprobó expandiéndose el resultado de lo sucedido, nada sobrevivía en el círculo. Un polvillo gris se posaba en todo pincelando una forma desdibujada. Las ramas se iban doblando sobre si escarbando en la tierra enterrando los restos.

Demostró ser adecuada, esta neutral.

El tapiz de los mil soles estaba parcialmente recogido y tras el biombo vegetal escuchó sus voces discutiendo sobre tipos de maderas. Su sala estaba invadida por tres seres que iban a incendiarla de un momento a otro, las chispas saltaban cayendo en la marmita, puesta al fuego con las hierbas necesarias para contrarrestar el hongo. La mezcla de maderas era la apropiada .

Se acercó junto a ellos y tomando la rama que sostenía Azul , la dispuso junto a las otras. Les miraba incrédula.

-No pude esperar, pensé que te gustaría tomar algo después .- Naranja removía enérgicamente la mezcla y le ofreció un cucharón .

-¿Le pusiste bergamota?- De improviso empujó con su mente sin tiempo de reacción.

-¿Viste como mejoraba el color?.- La pequeña con ojos de ámbar la miraba sin pestañear.

Se incorporó de golpe.Los Copetes eran la clave!. Cuando la situación empeoró a punto de colapsar , se habían diseminado como esas esporas , salvando cualquier lugar donde se hallaran...Iban a salvarlo, mejor dicho.

Estos tres buscaban a otros Copetes, y todo el pueblo se buscaba, cuando nunca se habían perdido.Ello empezaba a liarse pensando en estos pequeños pero era siempre así, con la magia pura.

Por primera vez sus ojos reían en mucho tiempo.

-Esta poción dejaremos que se consuma y después os ofreceré algo especial para vosotros.-

Volvió sobre sus pasos.

Sombra ya no estaba.

                                          Fin        ...                fin?


No hay comentarios. Comentar. Más...



¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog