Facebook Twitter Google +1     Admin

La Torre / 4/

por gatamutante el 12/02/2013 19:37, en La Torre

20120209204224-sin-titulo-cap-7.jpg

Capítulo 9. Tres.?

 

Caía sin control, desmadejado... Cuanto tiempo llevaba en la Gran Caída? ...

La Torre era engañosa,” No ser lo que parecer”, estaba escrito en el hogar. Ese fue el aporte de su pueblo.

Era un prodigio, ver la Torre desde esa perspectiva , tan acogedora y tan ajena.

El lecho blanco , sobre una tarima de madera de ébano. La colcha multicolor recogida a un lado. Cerca del hogar y de la losa pétrea perfectamente lisa , donde reposaban algunos recipientes banales...la mirada se deslizaba por los muebles, tan escasos, tan originales como extraños.

Ni un ángulo.

Quien visitaba la Torre?debía interrogar al Guardián. 

Más que piedra, más que sus trucos conocidos, La Torre era más de lo que parecía..

Qué le contó aquella noche, espantado, ese perturbado de las arenas, Salomón, ese sabio de los libros de los mil años, que se remontaban a eones,? Les llamó...los transformados?! Según le narraba la antiquísima historia, entre vasos de te y con voz gutural , habló de ocasos transgresores ... Ese era el destino de todos, sucumbir ?

...Cuanto duraba la caída...esperaba el contacto con el suelo, suplicaba que la esfera estuviera a salvo, deseaba la venganza .

La esfera,si... estaba inerme en sus brazos, atada con sus propios cabellos, largos y acerados. Había desatado la correa que los anudaba con los emblemas de su pueblo, desplegando su esplendor y poder.

El ritual que realizó precipitadamente , allá en el desierto, mientras los golpes arreciaban empujando , determinó el gasto total de su arte.

Pero ahora , la esfera es imposible de desenmarañar de mi.

Todos y cada uno de los cabellos de Darin , tejían una red alrededor de la esfera, cubriéndola, escondiéndola, dibujando arabescos y penetrando en el tejido impenetrable de la esfera !

 

La esfera.;

Ya tenía un simbionte. Había elegido a un ser , al fin.

Decidió difuminarse con él, , rehacerse,... y adoptó una nueva forma. Comprobó que esos filamentos metalizados a su alrededor ,eran aceptables. Cantaban saber, tenían melodías olvidadas, rituales y poder. Los volvió plateados y ligeros, transparentes como diamantes, duraderos como almas.

 

El conocimiento viajaba. Y le gustaba lo que acontecería.

Algo más para conservar.

 

Guardián reparaba desde la altura en el objeto que protegía Darin .

Mal llamado objeto, todos estaba de acuerdo en eso.

El proceso que veían sus ojos sería complicado después de detallar a los demás. Ya quedaba poco de la antigua forma. Un sesgo pulsar apartó su vista por unos segundos. Darin también cambiaba. Su cabellera era cegadora! Destelló un momento más y quedó una vibración dulce antes de silenciarse.

Despacio, no es necesario que sufras más...

la figura exangüe fue depositada en el lecho por manos invisibles , casi con delicadeza...un raro momento de debilidad solidaria , y se lo podía permitir.

Apenas quedaba ropa sobre su piel. La blancura grisácea demostraba el esfuerzo titánico empleado en la huida. Si no se hubiera hermanado con Asthar , habría fallado.

Mejor no decirle eso. 

 

Mientras descendía , avivó el fuego para aumentar la calidez de la sala y un pensamiento dinamitó en su mente, como el leño que se inflamaba imparable... Sería este el símbolo del ocaso, al que se refería la visión?

-Es lo que pienso que es , eso que proteges ? Eso que se ha fusionado contigo?-

Darin sólo pudo afirmar con la cabeza.

-Y lo traes a la Torre? , eso ha sido peligroso... Sin mencionar el problema más acuciante que tenemos. Las apestosas Bestias! Estás maltrecho...necesitamos a Asthar...son muchos , muchos...para los dos.-

O debería decir: tres?

Darin presentaba el frió característico de los principiantes que viajaban entre dimensiones, tal había sido su premura en huir. La manta sanadora no la necesitaba como tal, pero su calidez era innegable. La estiró sobre su cuerpo, y le miró interrogante. Esperó.

-No...no sabía que la jauría me olisqueó, dijo al fin ...Impensable, jadeó al pronunciarlo despectivo. Han evolucionado, o algo peor... Guardián, no volveré de nuevo, ¡nunca!-

Era comprensible. Otro de los más castigados, este Darin. Si hubiera pasado por lo mismo, igual diría lo mismo.

En un susurro, el ser con la cabellera más extraña de todos los universos que conocían, aseguró:

-Y Asthar no vendrá...-

-Por?- Aún no había envainado la espada, estaba incandescente. Flotaba en el centro de la estancia circular,su belleza curva en consonancia. .La miró pensativo.

-No llegará a tiempo, te digo...-

-Quiero que descanses, Darin. Lo necesitas , reforzaré la Torre.-

 

La Torre , si supieras...aunque, quizá sabes más que yo.

No rechistó, es más, agradeció el intervalo de paz …y cerró sus ojos completamente negros. El rostro de rasgos afilados y el cabello mutado, su cansancio, a juego con sus destrozadas ropas, le hicieron esbozar un gesto de aceptación. No tenía fuerzas ni para hablar.

Cuando estuvo seguro de su inconsciencia, recogió el arma al pasar por el centro con un movimiento tal natural y fluido como el respirar. No la envainó.

 

El llamado Guardián desapareció.

 

 .....................................................

 

Capítulo 10. Bestia.

 

El contacto!

No había amaneceres.

La bestia dio un respingo. El contacto con la humana, con su fina pulsera en forma de ojo , el azabache como una pupila, habían provocado un espasmo en su ser. 

Nunca se habían separado las Bestias y no podía sentirlos , la Necesidad aumentaba...

Empezó a revolverse inquieta. Su visión estaba enfocada en el pequeño crepitar dudoso junto a la columna, que permanecía inmóvil. Se observaban mutuamente. Los ojos se sumergían como espejos, parecía...

 

...Un dolor agudo !.Giró la cabeza olfateando. Una entidad viva se encontraba en el nexus... Hambre! Era inaguantable! Jamás llenaría esa maldición , ese dolor. Jamás saciaría ese ansia. Sin dudarlo, empezó el camino a su encuentro. 

No le importaba que la humana intentara alcanzarlo corriendo , no prestaba atención a los crujidos y silbidos que emitía.

Hambre!... El dolor se hacía insoportable a cada instante que le acercaba a su presa. Cuando llegara , sería imparable.

 

Humana no podía seguirlo a ese paso , y no quería quedarse sola, aunque fuera con una especie de perro feo y grande. Aceleró todo lo que pudo su carrera,ya llegaba al recodo,cuando escuchó un estrépito de cristales rotos. El aire huracanado nuevamente inundó las salas interminables , el cabello se erizaba con el crepitar de energías como rayos serpenteantes que se deslizaban por todas partes.

Se encogió instintivamente, donde estaba ese animal?.... 

Lo vio! Pegada a la pared fue salvando la distancia , empezó a llamarle pero se dio cuenta que estaba frente a uno que ya había visto antes, ...el de cabello blanco hasta los hombros, ese que preguntaba sobre...se llevó la mano a la garganta , pensativa. Pudiera ser el collar” las piedras el cielo” que mencionó el loco ese? , y si fuera así, que significaba eso?

 

Por cierto, parecía loco , si, pero aquí todo el mundo tenía poderes menos ella. Y eso no tenía gracia en ese lugar y con los habitantes que había encontrado. Pensando en sus moradores, los Venerables, ni se les veía la túnica. Para ella, que eran como las ratas que al ver las cosas pintar mal, habían abandonado el barco, como se decía.

Se centró en lo que veían sus ojos. El loco de los vientos se protegía con las espirales aéreas, eran magníficas, que poder debían tener!

Y la bestia estaba en un frenesí, parecía, pero de frustración!. No conseguía alcanzarle y eso lo enfurecía terriblemente.

 

Cómo un ser podía emitir esos aullidos? Las ondas , golpeaban! Y por qué no la afectaba a ella? La silueta desdibujada por las energías desatadas arrodillada en las losas, las manos en los oídos ,con una expresión...No podía seguir mirando ese rostro con tal agonía! .

Inclinó la cabeza. Siempre era lo mismo, en todas partes. Daba igual donde estuviera, ya no importaba. Siempre lo mismo. …

Algo se rompió en ella; La poca cordura, el instinto de supervivencia? Estaba fuera de todo autocontrol.

Escuchaba unos gritos roncos según se impulsaba hacia ellos, acaso era ella !?

Todo se ralentizaba, su grito alargado en miles de tonos , distorsión y armonía conjugados. No sabía qué decía, no se entendía a sí misma al pronunciar!

Lentamente, tan lentamente alzaban la vista el extraño y la Bestia de su enfrentamiento...Porqué el extraño Venerable ponía expresión de sorpresa? .

Se dejó llevar sin pensar en nada , sin premeditación. Tan cerca ya de el animal !

Simplemente agarró a la Bestia de su pelaje, se afianzó , de manera que los tres elementos le tocaron simultáneamente ,¿ era más alto ahora este animal ?y le susurró:

-No-

El tiempo saltó de nuevo, y La Bestia se detuvo . A la vez, contemplaron al loco , estupefacto por lo que acontecía .

Y en es instante crucial, una cimitarra refulgente empuñada por un ser con una armadura transparente se materializó junto al Loco .

El enemigo.

Guardián saltó intentando separarla del animal nada más materializarse, pero ella esquivó su mano enguantada y subiéndose al lomo de ese engendro, le azuzaba a correr ,escapar, trastornada, ignorante hasta de su nombre.

Guardián no pudo leer su mente, estaba casi en blanco en lo que concernía a su identidad.

La Bestia estaba dominada por los Tres.

Hoy era un día de imprevistos.

Darin.

Ahora algo tan insólito como una Bestia solitaria en compañía de una humana con los Tres.

Regresando al lado de Asthar, le dijo:

-No pueden salir del nexus, no pienses en ir tras ellos. Tenemos algo más grande aún. Nos vamos-

 

Tocó a su compañero en el hombro . Las espirales cesaron .

....................

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog