Facebook Twitter Google +1     Admin

La Torre / 5 /

por gatamutante el 12/02/2013 19:37, en La Torre

20120215190929-m16-herschel-xmm-02-900c.jpg

Capítulo 11. Nexus.

 

Brumas y nieblas alrededor, igual que en su interior . La irritación estaba sobre sí, deseaba ver mejor y le dolían las manos de aferrarse a la pelambrera , las piernas haciendo presión en los costados rugosos tenían calambres . Había huido presa del pánico y el porqué le daba lo mismo, no pensaba. Instintos , supervivencia.

Y...

Hambre a la espalda , alejándose del Hambre!.

Corría . Como nunca . Azuzado por una fuerza superior al Hambre. No! Debía dar la vuelta ,regresar al dolor y eliminarlo! era Vida!.

Corría . Sus patas no tocaban ya losas labradas, transparentes y delicadas, ni piedra sólida . Estaban más allá de las salas inmensas , de círculos y ángulos, de la geometría sagrada. El Nexus tenía una singularidad, tenía un lamento y lo escuchaba. La distancia dejó de tener sentido medida por pasos, por cuerpos.

Llegaría!

Nexus...Cuando se creó, aquellos que lo crearan, o aquello que lo creara, estableció ciertos parámetros . Hizo reglas, para la eternidad. Los señalados , tendrían el conocimiento. Sin esa marca, este Nexus era una sujeción definitiva.

No llevaban marca alguna, pero lo traspasarían.

Llegarían!

Según era atravesado por esos dos seres que eran uno, la piedra angular se deshizo, su cohesión destruida , volatilizándose el tejido de realidad ,como si nunca hubiera existido , eliminando su historia, su destino, su labor...el arte del conocimiento para su creación, y hasta aquello mismo que lo creó, alimentándolos en su carrera imparable y salvaje, destruyendo las realidades conectadas como raíces del gran árbol. 

Y el todo se sacudió.

....................................................................................

 

Capítulo 12. El ángulo.

 

Llevaban... cuanto? conferenciando. Faltaban de los suyos, perdidos para siempre. Los asientos vacíos era una afrenta a su orgullo. Estaban sentados en el centro de tierra, porque eso fue así desde el principio de la rebelión. Bañados por la claridad indefinida y lechosa, dando saltos de realidad en realidad, de dimensión en dimensión, en una huida aleatoria de esos condenados sabuesos , la Torre cumplía in extremis este cometido de forma incansable.

 

Darin se sabía inspeccionado por Asthar, mientras hablaban. Incluso los ojos del Guardián le daban ganas de reir, sarcásticamente, pero risa al fin. No era tan clarividente como se ufanaba...se ufanaba?

Un timbre de alerta! si algo tenía su compañero , era su serena sencillez. Tendría que buscar un espacio en soledad en la torre y apelar a su último recurso, si quería salir indemne de esa situación. Estaba medianamente claro que algo estaba equivocado en su pensamiento...y reconoció a regañadientes que nunca se había enfrentado a algo semejante en su existencia. Y era muy, muy longeva. Lentamente, desprendiéndose de la hipnótica visión de las pupilas con mil estrellas, dirigió la atención a "su hermano".

Cómo estudiaba el que parecía el mayor de ellos la esfera en esa nueva forma, unida a su ser y , sin embargo, intacta en su poder. Ese rostro de mandíbula fuerte y decidida reflejaba su carácter... No, no dejaría de vigilarle atentamente, eso era incuestionable.

Los pensamientos eran coincidentes. Los ojos de Guardián centelleaban, cavilando sobre lo que veía. Era la “esfera” un ser único? Era manejada por algo desconocido, pasando desapercibido de su escrutinio?

Si era así, ¿que controlaban en esta situación tan crítica? Se dirigió a sus compañeros:

-Me tiene muy intrigado lo ocurrido . Encontré vacío, en su interior, pero ninguno conocido. No tenía timbres de ocultación , no era ese vacío dirigido, no era esa vacuidad enfermiza...-

-Hablas de esa humana, o de la bestia?-

Darin no seguía la finalidad de la idea de su compañero.

-De ambos...-


La Torre se estremeció.

La sacudida fue vibrante , una ola tras otra, un vuelco devastador... y fueron salvados por encontrarse justo no siendo entre dimensiones cuando aconteció el desgarramiento del Nexus.

En ese no ser, no existir en el tapiz en ese instante del cuantum, ocurrió el desastre.La Torre se materializó en alguna tierra, en un universo intacto por la marea caótica. 

-Esto significa el fin – Asthar era el más sensible ante la disolución sentida.

-Estamos solos? Hemos perdido todo? -Darin estaba aterrorizado, -el Tiempo, el Tiempo! - 

-No puedo ver , el puente se ha roto. Pero hay luz, Darin. Algo si ha permanecido . No te preocupes , volveremos a caminar con pasos inconmensurables, no estaremos en este mundo mucho tiempo-

-Que luz es, identificas su impronta?- Darin no se atrevió a decir que ese pensamiento no era totalmente suyo. No sólo estaba aterrorizado por el rompimiento del Nexus. Estaba aterrorizado consigo mismo. No tenía completamente el control de su mente.

-Pueden ser ellos...-

-Una humana y una bestia solitaria? ,y que? . No pueden amenazarnos de ninguna manera. Lo único en compensación , es saber que las bestias han dejado de existir.- Asthar también estaba bajo el efecto de lo que implicaba lo sucedido. Un pensamiento intentando llamar su atención fue relegado. Otro pequeño detalle al albur, aumentando la probabilidad del desastre.

-Pequeños detalles provocan la catástrofe... - Darin casi se llevó la mano a la boca .

-Desde cuando eres prudente, amigo mío? -Asthar se giró hacia el como un rayo-.Desde cuando no te tomas las decisiones y misiones como si fuera un juego? Desde...-

-Basta!- Guardián se volvió incrédulo a sus compañeros.

-Vienen, han encontrado un residuo y están creando un camino!-

Eso no podía ocurrir. Nada ni nadie quedaba ya de su alianza. Se miraron entre si, en silencio. 

Humana y Bestia devoraban espacios. El yugo se había disuelto. El reconocimiento tenía un nombre

................................



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog