Facebook Twitter Google +1     Admin

El efecto Caroline

por gatamutante el 18/04/2015 12:05, en Entrada sólo para locos

20150418120209-tumblr-koxiz-400.jpg

Imagina que has muerto y te ofrecen regresar, reencarnar de nuevo, en esta misma realidad. ¿Dirías que si?

Sheldon big bang dijo que sabía que no estaba en la mátrix porque su comida sabía horrible. Error, estamos en una matrix de peor nivel. Por eso la comida la rocían con pesticidas, monsanterías y antibióticos varios. Yo digo que sé que estoy en la matrix divergente, sea el sabor de la comida como sea. Sabes que estás inmerso en ella cuando al despertar todo tiene un regusto incierto y absurdo, cuando ciertos recuerdos han perdido la cuerda que los separa de lo onírico. Cuando la fascinación de la civilización te deja indiferente, en contra de tu voluntad consciente. Llegas al camino que no todos llegan a emprender. Es como dejar un tratamiento antidepresivo porque te olvidas de tomar las pastillas. Porque es ciertamente solitario, porque uno duda de su cordura y cuestiona al mismo respirar. A veces se siente al planeta girar y tropezar, pero muy excepcinalmente.

Hay una clave reveladora de la divergencia en la mátrix. Y esa clave es crear pensamientos originales. Sabiendo que sólo cinco partes de cien, al día, es lo que produce tu mente de originalidad, computa lo que repites una y otra vez todos los días en tu mente. Los mismos pensamientos todos los días, los mismos círculos mentales...

Una corriente de pensamiento que se lleva ahora , ya que estamos, dice que, tras la muette ( ¿a que suena más ligera así?) se nos ofrecerá, u obligará, a regresar para cumplir efectos de causas pasadas, zarandajas del karma, que espero no sean verdad. Estos del karma se parecen a la banca de aquí, que si no puedes pagar te dejan bajo los elementos y la contaminación por techo, y encima sigues debiendo el dinero. Los llamaría chupavidas, qué quereís que os diga... No vayáis hacia ellos, id hacia la luuuz... del farolillo de la taberna de papá medianoche, o ir hacia la oveja blanca que va con un caballo blanco también (y no es el del santi ese, leñe), que pueden aparecer igual. Es que si se ven de lejos, no sabes si es una oveja o una cabra. Lo del caballo bien puede ser una mula o un unicornio. No es que importe mucho, supongo.

De los figurines del karma mejor pasar, en serio, y si llevan un libro no firméis y me salís escopeteados. Chupavidas, insisto. Dicen de una escuela galáctica y espiritual, pero les gusta ver sufrir a lo tonto. No soy masoquista. Que me den un cuerpo de energía superior y entonces hablamos. Avisados quedáis, luego no me vengáis que habéis tenido el efecto Caroline y andáis perdidos o por ahí. Inciso al canto.

Imagina que has muerto y te ofrecen regresar, reencarnar de nuevo, en esta misma realidad. ¿Dirías que si?

Volviendo a la pregunta del principio, diría que no. No, en un cuerpo que enferma por fuera y por dentro. No, en un mundo tal que éste. No, porque la libertad es una falacia que nos cantan los que nos sujetan. Ay, lamento decir que ni antes de nacer, somos libres. Hay muchos No, para enumerar, pero lo resumo en uno, que así soy más chula que el Moisés ese:

No. Es por los humanos, esos primates.

Y finalizo, con otra pregunta rondando y que acabo de olvidar. 



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





¿Buscas algo?

Utiliza este buscador:

Si no encuentras lo que buscas escrbenos un comentario.

Secciones

Todas las secciones del blog