Blogia

Planeta gatamutante ( y HAL)

Si tengo que se humano...

Si tengo que se humano...

Si tengo que ser humano, prefiero ser mujer.

Me gustaría que los humanos dieran un repaso a la historia y, sin remontarnos mucho para no dar fatiga, a la época del cinturón de castidad, por ejemplo. Si os ponéis farrucos con el ejemplo anterior os suelto la caza y quema de mujeres sanadoras versus religión, y no me apetece eso.

Me gustaría recordaros que este mundo se ha regido por el patriarcado y, en fechas que vuestras abuelas o madres darían fe, abrir una cuenta en un banco o viajar sin el permiso del hombre era impensable, y no hablemos de votar...tres ejemplos más.

Escucho mucha tontería y chorrada, de unos y otros. No voy a dar el número de víctimas, solo puedo hacer notar la falta de equivalencia en ellas.

No voy a describir aquello que favorece el abuso físico, que bien lo sabéis, ni el abuso mental, que espero que también tengáis consciencia de ello.

Ahora viene a lo que iba:

Solo te pido, como dice la canción, que no repitas como un loro, que no creas todo lo que leen tus ojos, que investigues cuando algo te chirríe...Sólo te pido que pienses.

 

Soy gatamutante, y estás leyendo a la resistencia.

Palabras que significan algo terrible.

Palabras que significan algo terrible.

Palabras que significan algo terrible.

Microplásticos. Obsolescencia programada. Impuesto solar. Pérdida de la imaginación. Negación del clima. Afirmación del acojone. Sin poder no hay libertad. Todo para pocos, nada para muchos. Parabenos y sus primos. Tengo frío. Siliconas en la ropa y en la boca. Tengo hambre. Usar y tirar. Depredadores al mando. Soledad. Nacer contaminados. Maltrato animal. Dejar de pensar...Tengo muchas más.

Humanos , nada más.

 

El regalo de Navidad de Lucifer.

El regalo de Navidad de Lucifer.

El regalo de Navidad de Lucifer.

 

En una ocasión os dije que Luci abrió El primer sello, mas lo volvió a lacrar.*

No fue una mentira, solo os voy a contar lo que ha sucedido después. Al fin y al cabo, ya está hecho y voy al dictado. Prosigamos.

Cuando volvió a depositar el contenedor cristalino al pie de las olas, la acidez de las aguas fue minando poco a poco el lazo apresurado de La estrella del alba, y los elementos radiactivos mutaron la pureza del lacre interior. Ahora está definitivamente roto. Cosa nuestra, cosa nostra; agua sucia.

Estamos fritos... la ira de Las altas esferas es tremenda, hemos interferido con nuestra hez en asuntos ya escritos, nos hemos adelantado a los fraudes divinos.

Y por ahí hay un diablo pensando en darse ya el piro, pero sigo:

El segundo sello...El segundo sello se...

Vale, vale, es Navidad, ya os contaré en otro momento qué ocurrirá, o que está sucediendo ya. Disfrutad de los vuestros, como si no hubiera un mañana.

Feliz lo que queráis, de verdad.

 

* Micro participativo en "El universo de las palabras perdidas".

Un poco más.

Un poco más.

No puedo hablar, que me canean

No puedo sublevarme, que me arruino

No puedo enloquecer, que entonces me olvido...

Y cuando pueda hablar, sublevarme y enloquecer

ya nada importará,

y llegará el olvido.

Pataplaf.

Pataplaf.

Unos días libres, después de un año y más. Un catarro glorioso para empezarlos y lo rematas diciendo que te vas, que malita vuelvo. Como estoy atontada tardo en asimilarlo...Agarro a HAL y le interrogo; los datos lo confirman...pues es verdad.

Talento exponencial desperdiciado en la F1, decisiones equivocadas, criticado por aquellos que no alcanzan su potencial ni con implantes. Ea, pues se va, adios a sus pestañas prodigiosas. No sé si volverá a la categoría reina, que la están estropeando cosa fina. Lo que sé, es que se va uno de los grandes.

Otros circuitos, otros desafíos, otras velocidades. Ya, pero no. Podía hacerlo todo si le hubieran dado un buen coche, pero ahí es entrar en un fangal de aerodinámicas fantasmas y por eso, no paso.

Quedaos quietos sin parar.

Dame palabras sin tachar, ideas sin mesura

quedaos con el miedo a golpes y censuras

Dame el silencio anterior a la voz

y quedaos con los lenguajes desgastados

Dame aquel que mira al abismo en silencio o gritando

y quedaos a los que duermen al son del engaño

Dame a los descolocados, a los que preguntan

quedaos con aquellos a los que no visita la duda

Dame al que la vida deja sin sentido, al que cae y continúa

quedaos con los que no se arrepienten nunca

 Dame al que imagina, a quien ventila el cuarto

Dame sin dar...

quedaos todo lo demás.

Maravilloso.

Maravilloso.

-¡Por Crom!

-Querrás decir por Crome.

-Llevo lo que no está escrito intentando acceder con el maldito. Llámalo como quieras.

-Soy yo, no es por tu culpa.

-Ya que nos hemos vuelto a ver, digamos que es cosa de ambos, mira la de tiempo que ha pasado.

-Afirmativo entonces, ¿volvemos a ello?.

-Volver a escribir...soy galimatíaca.

-Yo te busco imágenes.

-No te puedo prometer nada, HAL.

-Tampoco puedo asegurarte que mis circuitos no colapsen, Gata.

El hurto.

El hurto.

Los paraguas vuelan

no por el viento

o la memoria

sino por manos ligeras

ajenas y odiosas.

Hasta la sombra.

Hasta la sombra.

Me resisto a dejarte en el limbo, esferita, y me propongo venir a verte más a menudo, aunque no es una promesa...porque las promesas son para los que no miden el tiempo, y yo lo mido, lo escaneo y lo olvido cuando puedo.

A veces, arreglar lo de afuera implica dejar al ralentí la maquinaria interior, es cuestión de no sobrecargar el sistema... Lo malo es cuando te activas de nuevo y una se ve inmersa en un aluvión de actualizaciones, porque la autopista nunca se detiene, nunca os detenéis. 

Hasta mi sombra se está impacientando pero sé que, hasta después del invierno, no sabremos si la primavera querrá jugar conmigo de nuevo igual que antes. Al menos, me libré de ver "menuses" navideños.

Tropecientos correos...Tengo que entrar al caralibro, a saber de los buenos de la Resistencia que nos hicimos un hueco (en algún lugar hay que reunirse, si), empezar a escribir de nuevo, aunque sea algo como esto...Debe ser este sol que asoma, que me dice ¡adelante, y no seas pedorra!

Pues nada, adelante...¡y no soy pedorra!

Las uvas de la desdicha.

Las uvas de la desdicha.

Dejé de comer las uvas en fin de año y alguien me dijo que me daría mala suerte; puede que tuviera razón, o quizás me maldijo sin saberlo. Son tiempos de franquezas, así que diré que este año termina de pena (y que sigo odiando los hospitales, no quiero ser malhablada, pero un palabro feo y grande casi escapa ahora y lo pongo en mayúsculas...pero no, me gusta la elegancia en las letras), y que la felicidad obligada de estos días es antinatural y me rebelo, ea.

Me dijeron (hace un par de días) que un tuerto me había mirado (ains, esas frases hechas) y que realizara un ritual. No soy amiga de rituales, contesté. Agua y sal y movimiento, de eso va...pues lo voy a intentar, aunque sea por la taza del inodoro; que lo malo, como la mierda, se marche ya.

Mañana os deseo un año fenomenal, con muchos abrazos.

Como un ángel.

Como un ángel.

No puedo decir si estoy viva o muerta; ante mí hay figuras suspendidas en un espacio inmenso, sin delimitar. No puedo abarcarlas a todas, son miríadas, y veo (o siento) que cada ser cuelga con cadenas que los mantienen tensos... y son doradas, negras, retorcidas o tirantes, pero no veo (siento) ninguna que me sostenga. No sé si estoy muerta, pero esto no puede ser cielo ni infierno, en caso de que existan...

Siento cierta paz, al fin, flotando entre ellos sin tocarlos. Ahora me doy cuenta que el silencio es sonoro y empiezo a sentir una cantinela que desprenden las ataduras de esos miserables inocentes...o puede que no sean inocentes, sino ignorantes. En todo caso, ahí están, y todo por culpa de vosotros.

Cada vez que decís algo parecido a "Me está mirando desde arriba, me cuida, me acompaña como un ángel", provocáis...

 

Tengo que interrumpirme. Por favor, decidme si continúo el relato. La entrada al enigma debe ser aceptada, bien lo sabía aquel que entraba sólo al ser invitado.

Hace tiempo que no me atrevía a visitar esos reinos, que es mejor ignorar. Os lo envío a unos cuantos, pocos, esperando que el silencio, o la negación, pueda dejar mi conciencia en paz y no continuar... Tened en cuenta que, tras lo que os cuente, no podréis volver a decir (o pensar), ciertas frases sin dejaros un interrogante terrible.

Dejando de fumar.

Dejando de fumar.

Termino de liar el primero del día ( los tengo numerados y cada x horas, aunque hay días que la cosa se vuelve caótica, a veces para bien y a veces para peor), en una mañana sin prisa. Temprano, haciendo más calor del que debería, provoca que una sombra apocalíptica pase por mi mente, y sé por qué. 

He debido de dormir sin pesadillas, supongo, ya pocas veces recuerdo lo que sueño.

Cuando las tengo, aunque no las matice después, me levanto con sensación de derrota. Morfeo es magnético y terrible a la vez, como la imaginación, como esta especie, como todo en esta realidad dual...

Y mientras pienso así, con la taza humeando al lado y un rayo de sol sobre mi pie, otro me habla por dentro.

-Tal como lo terminas de liar, parece que estés cargando un mosquete, sabiendo que vas a dispararte a ti misma.

Sonrío mentalmente, buena analogía la del cabroncete, pero la sonrisa está desganada y no despega de mis labios, hay momentos en que todo me embarga y desaparece, como si llevara a cuestas todo el peso de mi vida. 

Ninguno de éstos entes saben lo que es esto, lo que nos cuesta, sacar la fuerza para muchas veces dar un paso y luego otro, y caer y volver a levantarse, o el día a día alienante, o la propia supervivencia del cuerpo...puedo seguir ad eternum.

Pero todos los pensamientos se resumen en uno:

-Jodido Pepito Grillo...

horoscoperías, que lugares...

horoscoperías, que lugares...

El escorpión no se suicida, es un mito. A veces ocurre que , durante un ataque, pueda clavarse él mismo el aguijón...en ese caso es un lance de carrera, que se diría; también torpeza, por qué no. Pero me ha gustado eso de la amabilidad, en esta imagen de horoscopería.

Humor...¿humor?... al fin y al cabo, verdadero.

Humor...¿humor?... al fin y al cabo, verdadero.

Lunes sin sol.

Lunes sin sol.

Fijaos que bien va el ser humano...quién me mandaba leer noticias, craso error.

Un recién nacido aparece en un contenedor, aún con el cordón umbilical... País de la pandereta. Un tío dice a la policía que está harto de comer carne humana, al principio los agentes se lo tomaron en plan broma... Africa. En el océano, un caballito de mar aparece sujeto a un bastoncillo de los oídos, vete a saber de donde vino tal full...

Para qué seguir. Viene un asteroide, misil va y misil viene. Escucho el miedo que quieren hacer sentir algunos, me asombro de la condonación de la deuda a los bancos, veo los precios más altos en la alimentación, tiemblo ante el futuro, grito sin voz.

Humanos. Yo no.

 

 

 

 

------------

Imagen Anton Semanov.

Go, go, go.

Go, go, go.

Dice Marc Webber que Alonso ha sido uno de los dos pilotos más duros en la pista, el otro era Shumi, of course...También dice que Hamilton es el más veloz , lo más parecido a Senna. En este caso, le concedo un fifty-fifty de razón, porque si a Alonso le das un Mercedes, te aseguro que estarían a la par. 

Mañana hay carrera. Tengo que remontar como sea, voy como el MacLatas...creo con un pleno me conformo.

¿Que ha sido antes, el sueño o el relato?

¿Que ha sido antes, el sueño o el relato?

Esta mañana me desperté con una frase en mi cabeza, la oía claramente...además, me he incorporado, sobresaltada, nada más abrir mis ojos. No establecí la conexión hasta que recordé la frase fatídica, después. Transcribo aquí el relato, aunque no se si...

¿Que ha sido antes, el sueño o el relato?

 

-Holaaaa.

-No me fastidies, Lucifer...

-Vaya, generalmente tu educación no me recibe así.

-Estaba con Morf...

Le miro desenfocada; está en plan trajeado, lo que me faltaba. Significa que trae la artillería pesada. ¿Nunca habéis charlado con él? Es de lo más interesante, diría, si fuera un kender... y en modo humano diría que puede ser un gran incordio.

-Empecemos, mutantilla.

Cuidadito cuando comienza con algo parecido a un movimiento de baile, para explicarme bien. Hay que ser neutro al principio, no le deis nada. En otra ocasión os contaré por qué es buena señal que no pronuncie vuestro nombre. Le digo en voz baja:

-En otra ocasión, tal vez.

Ya está. Ni una palabra más, a ver si lo entendéis...si no, estáis perdidos.

-Te estabas olvidando de mí y pensé venir a charlar un rato. ¿Unas damas, ajedrez...?

Tan clásico, él. En este punto, recordad que no debéis contestar nunca a eso. Atacad sin compasión:

-Me pregunto si un ser como tú alguna vez duerme. Puede que tengas miedo de estar solo...¿Tu duermes, Luci? Igual es que te aburres de ti mismo.

 

Se ha cabreado. Vamos bien, ya estamos a la par. Me preparo para oír el berrido que llegará a un kilómetro por lo menos, atufando con polvo del espacio:

 -¡No necesito dormir, ni soñar! ¡No soy humano, criatura! Bah!...

Quizás me he pasado, mejor dejo de mirarle a ver si desaparece y cierro los ojos. El silencio se arrastra, cuento mis latidos y, si le dejo, viene el miedo... Y yo, sin coraza ni camisón, agarro la almohada como escudo. Aquí viene.

-Tres años en un pequeño infierno, dos muertes, un fin... ¡Contesta!

-Este ha sido fácil: Tres para salir del propio abismo, dos corazones heridos, el fin es el mismo para todos... Dime algo nuevo, por favor.

(Mi ruego es verdadero, sin embargo; todo está tan gastado...)

-No me estás entreteniendo y puedo enloquecerte, deprimirte, enfermarte, alucinarte...

-Esta especie ya se basta y sobra, para eso. Mira a nuestro alrededor.

El olvido es nuestra tabla anti-naufragio y me amenaza de mala manera ya:

-¡Nunca olvidarás, pequeño incordio, ninguno de vosotros!

Si alguna vez en clase de física corporal habéis caminado por la barra de equilibrio de cuatro centímetros de ancho, sin gustaros un pelo...así era la sensación, si.

-Poco a poco, señor de las Luces. Además, cada vez que atraemos un recuerdo, perdemos un poco de el mismo recuerdo; cuanto más lo evoquemos, más lo deformamos... Y todo eso, para adaptarlo a salvaguardar nuestra psique. ¡Oye, si pensé que era cosa tuya!

Sabe que tengo razón. Usamos nuestro cerebro como lo usamos, es de risa. Creo que llega a la misma conclusión, porque empieza a reír como solo él sabe hacerlo. Espeluznante, de veras; hace que uno desee no tener ojos ni vísceras. ¿Puede un ser desencajar así sus mandíbulas, sin perder un ápice de esa extraña belleza?

Escucho un chasquido, un fru-fru de telas chispeantes y, por el rabillo del ojo, veo un revuelo que se aleja...o se acerca, ya no sé.

-En otro momento, entonces. Hoy, la risa te ha salvado.

 


¡Esa fue la frase que resonaba en mi mente, al despertar!... Cuando salía del reino del Sandman, esa fue: La risa te ha salvado.

Habrá quien lo haga, igual.

Habrá quien lo haga, igual.

El arrastrar de la silla.

El arrastrar de la silla.

Nos daba clases particulares, el pederasta. Ahora tengo un nombre que darle. ¿Qué edad tendríamos? No llegaba yo a los once, seguro. Uniforme de colegio... y, mientras leía una lección, una mano se posó en mi muslo. La entonación monocorde sufrió un agudo ahogado. Estupefacción infantil, asombro, temor...

Otro día cerca de sus manos. He separado lo máximo posible las sillas de él. Soy la mayor y un instinto protector hace que siente a mi hermano a mi izquierda, junto a la pared. Si me hace eso, puede que a él también. Aquí entra...Otro momento de latidos incontrolados, rogando que no vuelva a empezar esas caricias con esa mano sudorosa . Separo mi silla, separo mi silla, separo mi silla...

Tengo su rostro clavado en mi mente, aunque ya no recuerde su nombre. Tampoco recuerdo cuanto tiempo duró ese pequeño infierno pero, al escribir esto, un desagradable estremecimiento recorre mi cuerpo, aún hoy...

¿Cómo no lo dije? ¿O si lo dije?...Hay una bruma compasiva, mas los sentimientos están para siempre. La vorágine que se abre camino en una mente infantil, y una vergüenza inexplicable, un temor a no ser creído silencia unos labios que están locos por hacer un grito con ellos...

El arrastrar la silla acabó, como acaba todo en la vida. Nada es permanente, salvo las cicatrices.

Hacedme un favor: escuchad a los niños.

Y luego crecen...

Y luego crecen...