Blogia
Planeta gatamutante ( y HAL)

VERSOS (sin antenas)

Un poco más.

Un poco más.

No puedo hablar, que me canean

No puedo sublevarme, que me arruino

No puedo enloquecer, que entonces me olvido...

Y cuando pueda hablar, sublevarme y enloquecer

ya nada importará,

y llegará el olvido.

Quedaos quietos sin parar.

Dame palabras sin tachar, ideas sin mesura

quedaos con el miedo a golpes y censuras

Dame el silencio anterior a la voz

y quedaos con los lenguajes desgastados

Dame aquel que mira al abismo en silencio o gritando

y quedaos a los que duermen al son del engaño

Dame a los descolocados, a los que preguntan

quedaos con aquellos a los que no visita la duda

Dame al que la vida deja sin sentido, al que cae y continúa

quedaos con los que no se arrepienten nunca

 Dame al que imagina, a quien ventila el cuarto

Dame sin dar...

quedaos todo lo demás.

El hurto.

El hurto.

Los paraguas vuelan

no por el viento

o la memoria

sino por manos ligeras

ajenas y odiosas.

Mil llamadas.

El amor tiene mil nombres...pero a la hora de la verdad, todos llaman a sus madres.

 

Ya no tengo tus latidos, donde pueda recostarme

Y da igual lo que diga el tiempo,

el recuerdo es imborrable

Cada día me acompañas, yo te llevo

Y en las noches, un aroma;

tenues rosas en mi aliento

Ya no puedo refugiarme en tu calor amable,

con abrazos compasivos

¿Quien me consolará cuando llegue el miedo,

imparable?

Quien puede dar besos tan limpios...

El mundo cambiante, el mundo al revés.

El mundo cambiante, el mundo al revés.

Por la calle, un grupo de cachorros humanos se acerca. Son inofensivos aún. Uno se separa del grupo y me entrega un pequeño papel, diciéndome que es el día de la paz. Sonrío y doy gracias mientras leo un enunciado que me gusta :

NI UN DÍA SIN POESÍA. Así, tal cual, en grande.

Ésta es la que me cayó en suerte...

 

El ratón persigue al gato,

el gato asusta al perro,

el perro habla,

el hombre ladra,

la mosca come al pájaro.

Ya lo ves.

Viva el mundo cambiante.

Viva el mundo al revés...


Gloria Fuertes. 

/Ilustración de Lora Zombie/ 

 

 

No entiendo de haikus.

No entiendo de haikus.

Alguien que voló hacia el cielo

ríe desde el infierno.

Los muertos no saben de tiempos.

En realidad, es un día normal.

Quisiera decir las frases usuales en esta fecha, pero no puedo;

algo lo impide por dentro

Desearía ser niña de nuevo, pero ha volado muy lejos,

la pierdo

Podría ponerme la venda en los ojos, mirando hacia el suelo, gritando lo bueno

Anhelo el aroma del pino, el brillo de plata en mis dedos, las risas de abuelos

Añoro días perdidos en manos del tiempo, inocentes al serlo.

No, ya no es un día especial, sin magia que recorra mi vertebral

hay demasiado artificio tras el cristal...

En realidad, es un día normal.

Once versos libres

Gloria Fuertes nació tal día como hoy, con calorina, en Lavapiés, barrio castizo de Madrid (lo que habremos pateado por sus calles), y me la imagino por las corralas de vecinos y sus callejuelas, siendo niña, con todo ese poderío en su interior. Es un barrio multicultural ahora, pero me imagino a sus habitantes entonces, a sus trabajadores humildes y esas mujeres de campeonato, luchadoras del día a día...

Me voy por las ramas, sorry. Solo quería decir que tenía un aquel (un "nesequa") esas poesías suyas, con cadencia y con candencia, acompañadas de esa voz ronca y cazallera que se gastaba la poetisa.  Pues mira tu, Gloria, que estarás en la idem, hoy me ha dado por versear. 

Abrazos libres.

.....................................................

Once versos


Vigilo, no vayan a surgir cosas de mi persona

una pluma en la cabeza, un cuerno en la nariz...

Vigilo, no emerjan dragones por mis ojos

contentos por las heridas olvidadas

Vigilo, la locura sabe a miel con brasas

Añoranzas con mil brazos

quieren subir los peldaños

nombres sin nombre asoman...

Vigilo, ahogando la memoria

cercenando sus dedos dorados

Vigilo, no vayan a surgir monstruos de mi persona.

Cabeza abajo

Bajan rodando en tropel a mis oídos las salvajes destructoras

entran desde el lagrimal de mis ojos los escalpelos del horror

cuando el sueño duerme con anzuelos aferrados

y siento al mundo sollozando...

Quizás soy yo, haciendo ruidos raros


Una lucha al despertar y domeñar las fintas

incansables, amargantes, supurantes

delirantes...

Quizá soy yo, flotando en dos espacios

 

No existe el tiempo en el asalto

me vuelve niña, anciana, parto

no hay futuro sin dolor, me susurra

y su aliento me desgaja del pasado...

Quizá soy yo, envuelta en blanco

 

Las ideas hacen daño por sus clavos

la obsesión no se guarda en el armario

la mentira ha tropezado con su rabo

la creencia cuenta penas y golpea

dicen las voces que salen de las manos... 

Quizá soy yo, que estoy cabeza abajo.

Las blancas

 

 No debería recordarte

tendría que huir por dentro

hundir mil días

volver a nacer de nuevo

 

No espero nada, ni lo ruego

mas que lleguen las barcas blancas

flotando en un mundo abierto


No quiero ser, aún siendo,

sabiendo que aún te pienso.


Toda nada.

 

Y el humeante fluido, oscuro y devorante

antes negro

mostraba  mi imagen reflejada, 

 de otro mundo 

 concordante  con mi espíritu indomable

todo pelo, todo fauces, todo garras

Y quise cambiarme allí mismo

en esa mañana delirante,

frente a una taza espejo

toda piel, toda débil, toda humana.

Los que quedan

Ha pasado el tiempo de la poesía

Quedan los enfadados de amor

escribiendo versos

desde heridas no concluidas

enarboladas de emoción


Quedan... los que empiezan,

los nuevos de corazón

escribiendo versos balbuceantes

en redes del tejedor

 

Ha pasado el tiempo de los versos

desnudando inocencias y rimas

Es el tiempo de la prosa

con cuentos pausados y párrafos profanos


Ahora sé que la poesía, 

 la locura embellecida,

lleva una mirada sin pupilas.

 Necesito un desafío

con las letras de armamento

y palabras que defiendan,

porque no quiero adormecerme dentro

porque no quiero morir fuera


Necesito un estallido de poesía

unas manos sin vacíos

una rima que conmueva

porque no quiero morir dentro

porque no quiero soñar fuera.

 

 

 

 

 

 

 

 

No puedo nombrarte

Desperté para ver al sol perder

el misterio

el ayer del sueño

Soñé sin sueños, para saber

que los astros están muriendo,

tu amor, el universo

Puede que así lo pague,

sin olvidarte

sabiendo que el sol ha muerto. 

A trozos

 

No es por el caer de la lluvia,

Ni el sueño ignorado

No es la causa, ni amargura

Es pensarte, mi desconsuelo quebrado

Es saber, que no sabré de tus abrazos

Ni de silencios adornados

Dónde fueron mis palabras,

mis susurros,

nombrarte muy despacio?

Un sentirse sin hablarnos...

 

No es por la ausencia

Tal vez si

Ni el contar los días sin las horas

Es la pérdida nacida en el principio

Es poco a poco morir

A trozos.Sin ti.

noche, día , amor

 

Me rindo, noche

Cuando llegas a pocos

La memoria no piensa

Arrasa

Con todo.

 

Me rindo, día

Cuando vivo a pocos

El olvido no sueña

Regresa

Con todo.

 

Me rindo, amor

Cuando vienes a sorbos

El silencio no besa

Permanece

Con todo.

..............

Petra(m)

Petra(m)

 

Las ruinas pétreas dormitan

sólo un instante, apresurado

sólo un momento, me llevan

Pues mis manos, no

no dejan huella

sobre la roca, entre las grietas 

entre las piedras de Petra

Las pacientes arenas

los susurrantes pasajes eternos

dicen que no dibujaron

misterios o besos

cuando se vuelven de ambar

cuando el sol muerde dentro...

Entonces ruge el aliento

entro en la roca quebrada

para perderme sin sombras 

entre resquicios pequeños


Soy ya breves destellos,

saetas,

de luz y de polvo de sueños.

 

 

 

 

 

 



 


 

 

 

el paisaje perdido

Quizá el universo haya querido

darme un respiro

o tal vez quebrantarme

hacerme volver despacio

sin asustarme y espantada

bajar la mirada a este mundo, ya perdido

y en un largo descenso

me deslizo embriagante y enbriagada

de fatalidad y destino

mientras pienso que juega conmigo.

.

El encanto se diluye en tiempos bastardos

y mis primeros pasos

de incierto regreso, renuentes

se lamentan por su sino

Es tan desolado el paisaje!

es tanto lo perdido!

tempus fugit

Porque puso tiempo

al encuentro de deseos,

le otorgó un final a su principio,

y asustó así al mismo amor:

 de su destino,

si este es ya medido,

del correr de días y sueños,

pensando que había puesto

tiempo al amor,

al encuentro de deseos.

mientras duermo

Si te pienso, no te sueño

si te sueño, no te pienso

y, siendo la vida un sueño

aún te pienso mientras duermo.